México 

Siete pasos para conservar la carne

Uno de los alimentos a los que más cuidado debemos tener cuando los conservamos en casa es la carne, ya que por tratarse de un alimento rico en proteínas y con un alto contenido de agua, es más propensa a la contaminación bacteriana, principalmente por bacterias como la Salmonella, Listeria y E. coli. Hoy vamos a compartir contigo algunas formas para conservar la carne en su óptimo estado y cuidar la salud de tu familia. 

Cuando conservamos carne fresca en casa, es importante tomar algunas medidas de seguridad para que este alimento mantenga sus propiedades y evitar posibles intoxicaciones. 

 

¿Qué pasos debes seguir? 

Cuando has planeado tu menú y en las compras incluyes carne fresca, es necesario que sepas que debes tener algunos cuidados con ella, así que revisa los pasos para mantenerla en buen estado. 

  • Asegúrate que sea carne fresca: Este debe ser el primer paso a la hora de llevar carne a tu hogar, revisar las condiciones de tu producto. Revisa su aspecto, fecha de empaquetado y la caducidad, si es que la compras en el súper. Si la compras a granel, su color debe ser de un rojo intenso, con consistencia pegajosa, seca, brillante y con grasa cremosa, nunca amarilla o gris.  
  • Consérvala máximo por 72 horas: Puedes conservar la carne en el refrigerador máximo por 3 días, aunque esto puede depender del tipo de carne que has comprado, pues hay algunas que pueden aguantar por más tiempo. 
  • Pica la carne sólo cuando ya la vayas a consumir: La carne que ha sido picada o molida debe ser consumida a las pocas horas del proceso, pues por su condición, está más expuesta a las bacterias. Un consejo es picar la carne únicamente cuando ya la vas a consumir y evitar comprar carnes molidas que están empaquetadas, pues algunas pasan varias horas en ese estado hasta llegar a tu cocina. 
  • Elimina los jugos: Si vas a conservar la carne en tu refrigerador es importante que la metas seca, es decir, eliminando los jugos que sueltan dentro de los empaques, pues éstos también pueden ser una fuente de bacterias. 
  • Usa recipientes herméticos: Cuando adquieres tu producto en la carnicería te la dan envuelta en bolsas de plástico, si quieres que tu carne se conserve mejor, deberías retirar esa envoltura y colocarla dentro de recipientes bien limpios y con cierre hermético. En cambio, si la compraste envasada al vacío, puedes mantenerla ahí, pues eso evitará la entrada de bacterias. 
  • Consérvala en trozos grandes: Mientras  menos cortes tenga tu carne, será más difícil que se deteriore, por ello, si puedes cortarla en casa, mejor hazlo así. 
  • Congela la carne: Otra forma para mantener las propiedades de tu carne es metiéndola en el congelador, así podrías conservarla incluso por meses. Aún así, te recomendamos que revises sus condiciones al descongelarla, para asegurarte que se encuentra en buen estado. 

¿Cómo descongelo la carne? 

Si decidiste introducir tu carne al congelador para conservarla por más tiempo, algo que debes saber es cómo descongelarla. El proceso debe ser lento para que sea uniforme, no importa si tu carne es cruda o ya está cocinada, puedes seguir alguno de estos tips:

  • Colócala en el refrigerador: Si la temperatura ambiente es elevada, lo único que conseguirás es que tu carne se llene de bacterias, en cambio, al colocarla en el refrigerador la temperatura permitirá que el proceso de descongelación sea gradual e higiénico. 
  • Con agua fría: Otra manera de descongelar la carne es usando agua fría, pues al mantenerla con una temperatura fresca no le ocasionarás daños a tu producto.
  • Usa el microondas: Muchos de estos aparatos tienen una función específica para descongelar alimentos, y esta puede ser una opción sólo si la vas a cocinar de inmediato. 

Recuerda que lo más importante al cocinar en casa es brindar lo mejor a tu familia, por ello es importante que te asegures de tener el máximo cuidado con los alimentos que empleas para tus platillos. No hay mejor forma de consentir a tus comensales que manteniendo la máxima calidad en tu cocina.