México 

Pan dulce mexicano: 5 que tienes que probar antes de morir

Escuchamos “pan dulce” y lo primero que nos viene a la mente es que, por favor, alguien nos consiga un cafecito para tener con qué acompañarlo. Para los mexicanos, las emociones detrás de un pan dulce son innumerables. Desde la concha que te comes el domingo mientras desayunas en familia, el bolillo “para el susto” y el bigote que te compras para consentirte “porque fue una semana muy pesada”. A los mexicanos nos encanta el pan dulce y por variedad no paramos. Pero ¿conoces la historia de cómo se llegó a nuestras manos esta delicia de los dioses?

Lee más: Los 5 tamales con los que se te hará agua la boca

Bendito pan, ¿de dónde viene?

Hay varias teorías sobre cómo llegó el trigo a México. Una de las versiones dice que Hernán Cortés pidió a la Corona española que enviaran un poco a este continente. Otra, dice que algunos soldados españoles encontraron en sus navíos granos de trigo y los sembraron. Y una última dice que un esclavo africano de Cortés encontró tres granos de trigo, los sembró en el huerto de la casa y de ahí obtuvo la primera cosecha. Todo esto según explica el Chef Ricardo Muñoz Zurita en su libro Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana.

En un principio, los indígenas se negaban a sembrar el grano de trigo y solo sembraban maíz. Por suerte para todos los amantes del pan dulce, durante la época virreinal se impuso la siembra de trigo y para el último tercio del siglo XVI, en México ya se producían dos tipos de pan de trigo: el pambazo y el plan floreado.

Pan dulce mexicano

México y su cultura panadera

De acuerdo con el chef Ricardo Muñoz Zurita, nuestro país adquirió una cultura panadera propia, gracias al ingenio y la habilidad de los panaderos mexicanos, combinada con las aportaciones de franceses, españoles y franceses que llegaron a nuestro país. De ahí que tengamos tanta variedad de recetas de pan dulce.

Clasificar su delicia resulta imposible. Pero aquí te compartimos cinco tipos de pan dulce que consideramos que debes de probar antes de morir. ¡Confía en nosotros!

  1. Chilindrina

Originario del centro y sur del país.

Se trata de un pan dulce de forma circular y consistencia esponjosa, hecho de harina de trigo, levadura y huevo con azúcar morena y canela en la superficie.

¿Qué fue primero: el pan dulce o el personaje del Chavo del Ocho? ¡El pan dulce! A este personaje, interpretado por María Antonieta de las Nieves, se le apodó “la chilindrina”, por la semejanza de sus pecas con los granos de azúcar de este pan dulce.

  1. Marranito

Originario de: Baja California Sur, Chiapas, Oaxaca y Veracruz.

Galleta de consistencia dura con sabor intenso a piloncillo y forma de cerdo o marrano. En la Ciudad de México e Hidalgo, también puedes encontrarlo con consistencia suave.

Marranito pan dulce

Autor: AlejandroLinaresGarcia / CC BY-SA (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)

  1. Cocol

Originario de Tlaxcala, Estado de México y Ciudad de México.

Pan dulce con forma de rombo, fuerte sabor anisado, barnizado con huevo y cubierto con ajonjolí. En algunos lugares lo puedes encontrar relleno de queso de cabra, añejo o queso panela.

  1. Regañada

Originaria de: Puebla y Oaxaca

Se trata de unas galletitas elaboradas con masa de harina de trigo, huevo, azúcar, manteca de cerdo, mantequilla y sal. La característica principal es que se revuelcan en azúcar y canela antes de hornearlas.

  1. Ojo de buey

Un pan dulce elaborado con una masa apastelada, rellena de panqué que simula la forma de un ojo. También se conoce como “ojo de pancha”. Se cree que fue creado por un cocinero chino y que su nombre viene un animal que le llamaba mucho la atención al chef: el buey. Eso sí, no debe de confundirse con las galletas de ojo de buey; típicas de Comitán, Chiapas, y hechas con masa de galletas rayadas.

Ojo de buey, pan dulce mexicano

¿Qué otro pan agregarías a la lista?

Disfruta del sabor casero y ordena un tradicional platillo mexicano a domicilio en Savorly. Descarga la app aquí. v