México 

Calcula el precio de tus postres, ¡te decimos cómo hacerlo!

Cuando inicias un negocio una de las tareas más difíciles es ponerle precio a tus productos, y más aún cuando éstos son elaborados por ti. Al preparar postres, la misión no es menos complicada, pues se trata de recuperar la inversión y además obtener una ganancia, pero ¿sabes cómo hacer para calcularlo?

¿Qué debes tomar en cuenta para establecer el precio? 

Antes de tratar de establecer un precio sólo pensando en el resultado final, habrá otros detalles que deberás tomar en cuenta, ¡toma nota y empieza a hacer tus propios cálculos!

Materiales o ingredientes: Debes considerar todos los ingredientes que usas para tu postre, ya sea las pizcas de sal o azúcar; las gotas de alguna esencia, como vainilla; o trozos de alguna fruta. Y tan importantes son los ingredientes como los materiales que empleas para presentar tu postre, puede tratarse de una caja o un contenedor de plástico. 

Como lo mencionamos antes, al comprar un ingrediente no siempre se usa el total del contenido, por lo tanto es importante identificar el costo por lo que usas, para ello deberás hacer una sencilla tabla, por ejemplo: 

Tú compras en el súper un empaque de 24 piezas de huevo, por el cual pagaste 40 pesos, pero sólo usaste 8 piezas en tu pastel, así que para calcular el costo deberás multiplicar la cantidad que usaste por el precio total y dividir ese resultado entre el total de unidades del paquete: (40×8)/24=13.33 

INGREDIENTE CANTIDAD UNIDAD PRECIO COSTO
Huevos 8 pzas 24 pzas $40.00 $13.33

 

 

 

De esta forma puedes obtener el costo por cada uno de los ingredientes que has ocupado. 

 

El costo de tu trabajo: ¿Has escuchado que uno no cobra por lo que hace sino por lo que saben hacer? Tal vez hacer un pastel o un postre, no parezca tan complicado de hacer, sin embargo, si así fuera todos los harían. Como todo trabajo, elaborar postres requiere de talento y una gran habilidad en la cocina, así que si tú lo tienes debes aprender a valorarlo. 

Este punto es un poco subjetivo, sólo tú sabes cuánto puedes cobrar por lo que haces y también depende un poco de lo elaborado de tu postre, pues no es lo mismo elaborar un flan tradicional que un pastel decorado con fondant, ambos tienen un tiempo diferente de elaboración y requieren de diferentes técnicas. 

Aunque en este punto no podemos decirte cuánto cobrar, si podemos sugerirte que no te olvides de incluirlo en el precio final de tu producto. 

Gastos de operación: Al preparar tu postre algunos elementos pueden pasar desapercibidos, como el gas, la electricidad e incluso el internet, si ofreces tus productos haciendo uso de él. 

El incremento en el costo de tu producto, depende de cuánto tiempo hayas hecho uso de ellos. 

Ganancia: Este es un punto en el que nuevamente sólo tú puedes decidir, depende también de la competencia que tengas por la zona, de la experiencia que tengas realizando postres y de la capacitación que has tenido para saber elaborar estos productos. 

Lo recomendable sería obtener entre 30% y 40% sobre el total de todo lo que has calculado antes, sin embargo, puede ser menos si apenas comienzas en el negocio.

Todos los elementos que hemos mencionado son importantes para obtener un precio por el total de tu producto, pero sólo tú puedes decidir cuáles tomas o no en cuenta. También puedes ofrecer promociones o descuentos para competir con otros vendedores, y hacer tus productos más atractivos.

Si vas a vender tus pasteles o postres en porciones individuales, bastará con dividir el total entre el número de porciones que obtengas, ahora ¡pon manos a la obra y deleita a tus clientes con preparaciones llenas de amor!